"Consejos sobre el Molino" capitulo 5: El Agua

El agua potable y sanitaria en el molino procede de un pozo de barrena que está situado al lado del cobertizo. Este agua es perfecta para beber y nosotros así lo hacemos cuando vamos, además sale fresquita y con un sabor muy agradable (es decir sin sabor ninguno), aunque si se es de estomago débil ya se tendrá experiencia en "los cambios de agua" que suelen producir efectos sobre la flora intestinal y causarnos diarreas, para quien suela tener estos problemas mejor que use agua mineral.

Un pequeño problema del pozo es que al principio si lleva mucho tiempo sin usarse puede arrastrar un poco de arena, a pesar del filtro que hemos puesto, por lo que es aconsejable el primer día abrir un grifo (preferiblemente el de la bañera del cuarto de baño de abajo ) durante 5 minutos para que se limpien estos posos, de todas maneras estamos pensando en poner otro filtro mas para evitar esto.

Para el agua caliente utilizamos un termo eléctrico de 150 litros de capacidad que está situado en la cocina al lado del fregadero dentro de un armario. Debería estar encendido y a tope de agua caliente.
Hemos calculado que da perfectamente para unas 6 o 7 duchas, usandolo con moderación, es importante que se abra poco el agua caliente ya que sale muy caliente. No hay que esperar mucho para volver a ducharse, funciona de maravilla y es la mejor opción para cuando tienes muchos cuartos de baño como en el molino.
Solo hay una pega , hay que tener cuidado con no escaldarse, es decir, sale muy muy muy caliente, y muy rápido , así que AVISO: el agua caliente sale caliente de verdad, hay que mezclarla con agua fría desde el primer segundo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"La restauración de la cocina de Leña"

"Gotelé sin máquina"

"Techos en pasta de Temple liso"